Relato: Ella

Inspiraciones nocturnas, 2015

«No veía nada. Cerré los ojos lentamente, disfrutando del momento. Alargué las manos acariciando sus curvas. Besé sus labios con suavidad y sus jadeos la hicieron parpadear cual estrella en el cielo negro. La atraje entre mis brazos, sin dejarla marchar. Sentía su calor en mi piel, iluminándome en la oscuridad.

—Hazme tuya, Noche —me susurró ella. Se llamaba Luna.»

Ya no está a la venta, así que al menos mi micro-relato lo puedes leer de forma gratuita.

inspiraciones nocturnas.jpg

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *